Lo que hay que ver en San Pedro de Atacama (parte 1)

En pleno desierto más árido del mundo está San Pedro de Atacama. Este lugar del norte de Chile es cada vez es más visitado por extranjeros y nacionales para recorrer las hermosas reservas naturales que tiene a su alrededor. Imperdibles tanto en la tierra como en el cielo. 

Desde ir a visitar geysers, bañarse en termas y andar a caballo, hasta mirar las estrellas en telescopios profesionales; todo eso y más puedes hacer si te quedas unos días en San Pedro de Atacama, en la II región de Chile.

Aquí te entrego una primera lista de mis favoritos y ¡ojo! considera que hay formas baratas de llegar y agencias turísticas* que te ofrecen packs convenientes que visitan dos o tres de estos lugares en un día completo. Un par de recomendaciones para todos los destinos: vayan abrigados y usen protector solar.

Mirar las estrellas: es mundialmente conocido que el desierto de Atacama tiene fama de poseer una de las mejores (si no la mejor) vistas para ver los astros. La casi total ausencia de luz artificial y estar en pleno desierto, hace que la noche sea ideal para ver las estrellas. Pero eso no significa solamente hacer la cabeza hacia arriba y mirar el cielo, se ofrecen tours (en inglés y español) que te llevan de noche a sectores especiales con diferentes tipos de telescopios, un guía especializado te explica las constelaciones y las señala con un láser, para luego mostrarte las distintas figuras que forman las estrellas en el cielo. Y algunos de estos tours terminan con un rico café o chocolate caliente.

Geysers del Tatio: puedes llegar a este lugar -que está a más de 4 mil msnm- por tu cuenta si andas en un auto apropiado para el camino. Se va muy temprano por la mañana para estar allí a las 6am y ver cómo los geysers realizan sus descargas de agua caliente que pueden llegar a los 7 metros de alto. Los geysers tienen distintas temperaturas, si hay hasta uno de 82ºC, por eso se pide que se tenga precaución, pero no faltó el turista que se lanzó a él como en una piscina (y murió calcinado). Pero como buena zona termal, hay un sector adecuado donde los turistas pueden bañarse. Los precios de entrada a la zona van desde los $2.000 a los $5.000 dependiendo si eres estudiante, turista extranjero o nacional.

Lagunas altiplánicas: de mis visitas favoritas en San Pedro. Son dos lagunas (Miscanti y Miñiques) que quedan a más de 4 mil metros de altura y a casi dos horas de San Pedro. Tienen unas montañas de fondo que, por la altura y el frío altiplánico, están cubiertas de nieve en su punta mientras que las lagunas son de un intenso azul. Se recomienda ir en cualquier época menos en invierno, porque o si no, no se va a poder pasar. El valor de la entrada es de aproximadamente $2.500.

Laguna Chaxa y el salar de Atacama: si estás en la región no te puedes perder la reserva salina más grande de Chile y menos si ahí mismo se encuentra una laguna con una reserva de diversas especies de flamencos. Ya solo por eso debes ir y no queda muy alejado del pueblo San Pedro de Atacama. También puedes llegar por tu cuenta a la reserva, cuya entrada cuesta entre $1.500 a $2.500 entre estudiantes y general.

Ojos del salar: muy cerca del pueblo, a solo 30 a 40 minutos, hay dos pequeñas lagunas de azul intenso, gemelas y redondas, de agua dulce, que quedan en medio del salar. Una de ellas está habilitada para el baño. Se dice que no tienen fondo, pero eso aún no está comprobado. No se paga entrada para ir allí. Muchas agencias de tours pasan por el lugar cuando contratas servicios con ellos, pero también puedes llegar por tu cuenta, eso sí, preguntando porque no hay señalética que indique dónde están.

* SI DESEAS SABER SOBRE ALGUNAS AGENCIAS ESPECIALIZADAS PARA ESTOS TOURS, PUEDO RECOMENDARTE ALGUNAS. ESCRÍBEME A TRASLASHUELLASDELMUNDO@GMAIL.COM O DEJA TU COMENTARIO Y TE RESPONDO A LA BREVEDAD.

Post Author: Cami Figueroa Hidalgo

Viñamarina y periodista de vocación y profesión. Decidí dejar el fin del mundo para conocer los lugares que nos muestran los libros y desde ahí colecciono historias en mi mente y en mi cámara. Hoy mis padres me preguntan cuándo vuelvo, no cuándo me voy. Por cada viaje hago una bitácora para que mis nietos o más lejanos descendientes la lean y algunas de esas historias viajeras las comparto en el blog, donde también entrego datos útiles que recolecta en las visitas que hago a diferentes ciudades, siempre andando Tras las Huellas del Mundo.

3 thoughts on “Lo que hay que ver en San Pedro de Atacama (parte 1)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *