En la provincia española de León, se encuentra una pequeña localidad de menos de mil habitantes, llamada Ciñera y que pertenece al municipio de La Pola de Gordón. Considerado un pueblo minero, porque muchos de los trabajos tienen que ver con alguna de las dos minas más cercanas, Ciñera esconde uno de los bosques más lindos y tranquilos de España. Un tesoro que muchos aún no descubren.

El Faedo Ciñera 1

Esta claro que toda la gente que vive allí y en los alrededores conocen este lugar. Allí no llegan muchos turistas, pero sí llegué yo gracias a Tania, una amiga española con la que compartí departamento en mi intercambio por España. Visitando a sus padres que viven cerca, fuimos hasta este bosque que, en medio del invierno, tiene colores que son la envidia de cualquier otoño.

|Te puede interesar: El sueño arquitectónico de Xilitla

A fines de febrero de 2014 yo me iba de España y retornaba a Chile. Tania se había convertido en una buena amiga y sus padres me trataron muy bien en mi estadía por ese país. Mi intercambio era en Oviedo y ellos (los papás de Tania) vivían en la provincia de León. Durante los seis meses que estuve allí les prometí visitarlos a su casa y lo hice antes de irme de la capital de Asturias. Había un poco de nieve, hacía frío, pero eso no nos impidió para conocer los alrededores. Así fue como llegué a Ciñera.

Tania tomó el auto y partimos a este pueblo cercano. En las calles quedaba un poco de nieve y parábamos para jugar con ella. De repente, entrando a esta localidad, me dice que hay un lugar hermoso y solo lo conocen personas que habitan por ahí. Y tenía razón, de hermoso lo tiene todo. Casi al fondo del pueblo está El Faedo, un bosque de haya (fagus) que llega a rondar los 500 años de vida y que es parte de la Montaña Central Leonesa; está muy bien conservado y con los caminos bien hechos. Todo esto gracias a los vecinos de Ciñera que crearon la Asociación de Amigos del Faedo, impulsando actividades no solo para dar a conocer este hermoso lugar, sino que para protegerlo de graves amenazas medioambientales que estaban relacionadas con la minería. Y menos mal que dio resultado.

El Faedo Ciñera 2.jpg

Nos bajamos del auto a la entrada de El Faedo. Muertas de frío, pero muy abrigadas, tomamos nuestras cámaras de fotos y estábamos listas para adentrarnos en este bosque. Y los colores hicieron que me encantara de inmediato. Un dato: una casa abandonada le da todo el ambiente a este sitio y no es para menos, es que se dice que la bruja Haeda es la que habita en el bosque. ¡Amo esos mitos!

La ruta está marcada. Hay que ir con botas o botines en periodo de lluvias, porque el suelo está muy húmedo y es fácil que te ensucies con barro. La cantidad de flora es tal, que se hace sombra sin problemas, pero en febrero que fue el mes que fui yo, la humedad no sale de allí.

“Había un poco de nieve, hacía frío, pero eso no nos impidió para conocer los alrededores. Así fue como llegué a Ciñera”.

Y no es solo un bosque, un riachuelo pasa por El Faedo y eso te hace pensar que estás en un cuento. Con Tania caminábamos y sacábamos fotos. A veces poníamos nuestras cámaras sobre un tronco o una roca para tener una foto juntas. Mientras recorríamos este bosque, me contaba sus historias de pequeña cuando iba con sus amigos a perderse por este lugar y que era visita obligada de cada verano en los que habían muchos niños, pero ahora todos crecieron.

Es que en el municipio de La Pola de Gordón ya no abundan los niños. Al crecer se van a lugares más céntricos, como León y siguen sus estudios allí o trabajan fuera. Pocos son los que se quedan y la edad del pueblo aumenta.

Por esa misma razón El Faedo puede que no se disfrute tanto como antes. A pesar de ser un atractivo turístico de Castilla y León y de ser declarado en 2007 como el Mejor bosque cuidado de España, llegar allí no está a la vista y la gente prefiere pasar de largo por la carretera. No saben lo que se pierden.

El Faedo Ciñera 3

Se puede hacer una larga caminata porque entera mide unos 11 km, pero no es una obligación. Aunque hacía frío, Tania y yo estuvimos allí casi dos horas, no nos habíamos dado cuenta del tiempo, la estábamos pasando bien y yo pensaba en la suerte que tuve de estar ahí antes de retornar a Chile.

El Faedo Ciñera 4

¿Tomaste atención a las fotos que te he puesto en este post? Entonces si andas por León o vas de camino hacia allá, recuerda que una hora al norte de esa ciudad te encuentras con Ciñera y lo que verás al fondo de este pueblo es un paisaje sacado de cuento. Después me contarás como te trató la bruja Haeda.

Bosque de Ciñera