Invitada a la inauguración para la prensa de Lodge El Morado, pude disfrutar no solo del entorno y de sus instalaciones, también de sus actividades que, como un todo, dan cuenta que más que un hotel en la zona cordillerana de la capital chilena, es una experiencia que merece una escapada.

Jueves 6 de julio de 2017. Eran las 9 de la mañana y aún faltaban invitados en la van que nos esperaba en una de las salidas de Parque Araucano, en Santiago, el vehículo que nos llevaría al sector Lo Valdés de San José de Maipo, para presenciar la inauguración del Lodge El Morado.

Fueron dos horas de viaje donde algunos de los asistentes aprovecharon de dormir. Todos vestidos abrigados, el día estaba un poco frío y sabíamos que al llegar a la cordillera la temperatura iba a ser menor. Y no nos equivocamos.

Después de una hora y media arriba de la van, ya estábamos en pleno San José de Maipo, pero sabíamos que faltaban más kilómetros por recorrer. Las montañas estaban cada vez más cerca y el blanco de la nieve se hacía más presente. Pasamos el control de carabineros en el sector de San Gabriel y seguíamos rumbo a las montañas. Luego de unas curvas que nos permitieron ver los paisajes desde diversas perspectivas llegamos finalmente al sector Lo Valdés, específicamente en el km. 75,6 de camino al Volcán, y Lodge El Morado nos daba la bienvenida.

En el lodge

Todo estaba listo para recibirnos. Los trabajadores nos daban la bienvenida y lo mismo hacía el brunch que nos aguardaba al interior del recinto. Un DJ ambientaba la “onda” del lugar y un dron volaba por los cielos para capturar todas nuestras impresiones. Pero voy a ir más allá de esto, les contaré mis percepciones de Lodge El Morado.

Lodge El Morado 2

Por fuera te encuentras con una arquitectura más bien simple que intenta no ser abrupta con el paisaje, sino que trata de incorporarse a este; un punto a favor en una época en que vemos tantos hoteles que quieren sobresalir y mostrar lujos. Lodge El Morado entiende que el lujo ahí es la vista existente.

Por eso su interior es una sorpresa mayor y bien aprovechada. Los espacios son acogedores, con vistas inigualables que permite observar desde todas las perspectivas los encantos de las montañas y sus colores. Y así lo confirmó uno de sus socios, André Haufe, a quien tuve el placer de conocer en la inauguración cuando se acercó a la mesa donde tomaba mi té: “los colores que entregan las montañas son muy bellos, en otoño habían diferentes tonos y ahora en invierno con la nieve, es un privilegio”, comentó.

Vivir y sentir la experiencia

En el sector hay muchas opciones más allá de cautivarse con el paisaje. Con actividades para todos los gustos, es posible en invierno disfrutar de las motos de nieve (que fue lo que yo hice y disfruté al máximo), caminar con raquetas, hacer esquí y más; mientras que el verano no se queda atrás, pudiendo hacer, por ejemplo, cabalgatas, mountain bike y trekking. “Hay actividades para todos, incluso si ahora con la nieve no sabes esquiar, puedes disfrutar de otras maneras”, afirma André. Y no es solo eso, su excelente ubicación te acerca a las termas de Baños Colina, Baños Morales, el volcán San José, el cerro Catedral, entre otros. Atractivos que puedes disfrutar en un tour que el mismo lodge ofrece.

Pero no solo de exteriores se nutre Lodge El Morado. Mientras conocíamos el lugar en este evento, me pude percatar que los detalles no son indiferentes ni para los socios realizadores de este hotel, ni para los trabajadores del mismo, quienes no dejan pasar nada para que tu estadía sea una completa experiencia. Desde una sala común con chimenea, hasta las espaciosas habitaciones con privilegiada vista, pasando por la cocina y su dedicada gastronomía, sin dejar fuera al bar y su expertiz en realización de cócteles; me di cuenta que Lodge El Morado puede hacer que la permanencia de cualquiera sea buena tanto dentro como fuera del lugar.

Bienvenidos a Lodge El Morado

Antes de disfrutar de un apetitozo almuerzo buffet que incluyó ceviche, ostras, cordero marinado, entrañas en salsa de vino tinto y una dulce mesa de postres; Maja y André Haufe, socios inversionistas, en compañía del director regional metropolitano de Sernatur, Felipe Vásquez, dieron el “vamos” con un corte de cinta y un brindis con espumante, no sin antes escuchar algunas palabras. “Estamos contentos de inaugurar este espacio y queremos acercar estas montañas maravillosas a todo el mundo”, afirmó Maja Haufe. “Este tipo de infraestructura nos pone de sobremanera para ir desarrollando nuevos destinos turísticos (…) hoy ponemos a San José de Maipo y a la región Metropolitana como un polo turístico a nivel nacional e internacional”, aseguró Vásquez.

Para disfrutar todo el año, en todas las temporadas, Lodge El Morado ofrece una experiencia en las montañas, a solo dos horas de Santiago y con paisajes increíbles que, de seguro, te van a encantar.

* Para más info visita: http://el-morado.cl/el-morado/