Niños vulnerables de la Fundación María Ayuda, pertenecientes a los hogares “Villa Santa Maria del Bosque” de Maipú y “Acógeme San José” de Santiago Centro, pudieron disfrutar de una tarde distinta a bordo de un avión de American Airlines, para conocerlo por dentro, ver sus características y disfrutar de todo lo que ofrece.

AA MA 1

Eran casi las 1 de la tarde cuando un grupo de niños se baja de un bus en el área de embarque del aeropuerto de Santiago de Chile. Desde ahí la experiencia iba a ser importante. Algunos visitarían por primera vez el aeropuerto y todos se subirían a un avión, siendo esta última su primera experiencia. La emoción se notaba.

Primero se les dio las indicaciones de rigor: cuidado con los metales al pasar control nacional. Sí, porque la actividad era completa. Primero había que pasar control para luego ir a una puerta de embarque donde el bus interno del aeropuerto los llevaría a recorrer la loza. Se les mostró cómo se estacionan los aviones, cómo se envían las cartas y paquetes internacionales, se les explicó el transporte de mascota que va desde los perros hasta los caballos y se les dio un recorrido completo por el lugar, donde pudieron ver muchos aviones de las diferentes marcar que arriban al aeropuerto Arturo Merino Benítez. Todo esto gracias a que la actividad fue organizada por el equipo de ventas y tripulantes de la aerolínea con base en Chile, en conjunto con la Fundación.

AA MA 2.jpg

Luego llegó el momento más esperado. El bus se detuvo frente a un Boeing 777-200 de American Airlines para que los niños subieran las escaleras y conocieran el avión. De inicio a fin todos caminaron por él, muchos aprovecharon de sentarse enseguida en el sector Business, mientras que unos pocos quisieron estar en el sector Economy

Ya instalados, investigaron el área y se pusieron a jugar o ver películas, no sin antes haberles dado la bienvenida al ‘vuelo’ como cualquier viaje. Y tal y como lo disfrutan los pasajeros, la aerolínea entregó una colación que los niños se comieron enseguida.

Después de casi tres horas de visita, los niños bajaron del avión, felices por la experiencia vivida.

American Airlines y su compromiso con María Ayuda

Los niños que participaron en la actividad son parte del programa residencial de protección que acoge a niños con derechos vulnerados.

Hace más de 10 años que American ha trabajado con la Fundación. Un grupo de voluntarios de la aerolínea desarrolla e implementa distintas actividades en hogares de la institución orientadas a cubrir parte de las necesidades que presentan los niños.

“Este es un compromiso que tenemos con la Fundación María Ayuda y que nos llena de satisfacción y orgullo, y hemos decidido confirmar por los próximos tres años, en línea con la responsabilidad que hemos asumido con Chile y con la calidad de vida de los menores con los que hemos trabajado por tanto tiempo”, dijo Karla Pérez, gerente de aeropuerto SCL de American Airlines.

La compañía también colabora anualmente en la cena “Ronda de los Amigos María Ayuda Santiago” donando pasajes para que la fundación pueda recaudar fondos para continuar financiando los 19 hogares, casas de acogida y centros de atención.