Y no te vas a arrepentir. ¿Por qué viajar sola cuando hay amigos o familia que te pueden acompañar? Porque al menos una vez en tu vida tienes que hacerlo, experimentarlo y decir: “Cuando hice mi viaje sola por…”, y ahí te darás cuenta de que hay ciertas cosas que solo puedes vivir o sentir si la única compañía que hay a tu lado es tu propia sombra. 

Quiero salir del cliché y de la lista muchas veces escrita que dicen por qué debes viajar sola. Pero hombres, mujeres, da igual que sexo seas, solo te pido que alguna vez lo experimentes. ¿Por qué? Bueno, te voy a dar mis razones y te voy a contar algunas experiencias que he tenido.

|Te puede interesar: Ese sexto sentido viajero

Poéticamente, te digo que viajar sola libera el alma. Pero en la realidad, te digo que viajar en solitario libera tus miedos y los expone. Esta es la mejor oportunidad para enfrentarte a ellos. No te asustes, porque en algún momento hay que hacerlo.

Muchas veces, viajar en solitario se hace por un accidente más que ser planeado. Puedes ir con amigos o familiares, pero en algún momento quizás te separes de ellos y continúes tu camino. No tienes por qué terminar un viaje allí, sino que comenzar una nueva etapa en uno. Veracruz gratis3

Viaja sola porque vas a descubrir que los miedos que creías tener no son tales, sino que otros. Viaja en solitario porque vas a conocer lugares que quizás no tendrías dentro de un itinerario con un compañero de viaje, por lo que puedes armar el viaje a tu medida, despertar cuando quieras, caminar a la velocidad que quieras; hacer lo que quieras. Pero más que conocer lugares, viaja solo porque te vas a conocer a ti mismo, saber cuáles son tus límites, saber hasta dónde llega tu confianza, saber cómo arreglárselas.

No te preocupes por las fotos, en mis viajes en solitario a mi no me da ni una pizca de vergüenza preguntarle a un desconocido: “¿me puede sacar una foto?”. Y si la foto sale mala se la pido de nuevo. Y si vuelve a salir mala, se la pido a otra persona. Por ejemplo, aquí te muestro un par en México, una en Chichén Itzá y otra en El Tajín. Y me la sacaron completos desconocidos.

 

En los viajes en solitario uno se aventura a cosas que quizás antes no pensó. Mi primer viaje a dedo surgió cuando me separé de mis compañeras de viajes en Uruguay y de ahí que descubrí que es uno de los mejores recursos para ahorrar. También uno desarrolla mucho más ese sexto sentido viajero, ese que solo tú puedes sentir y que se vuelve difícil de entender para el resto. Y también conoces a nueva gente, generando un vínculo innato con un extraño, amigos viajeros con los que te darás cuenta que no eres la única persona en el mundo que está descubriendo lugares en solitario, sino que hay muchos más que están igual que tú. Amistades viajeras 3

Estaba de viaje en Tulum y cuando llegué allí fue de noche. Llegué sin planearlo así que no tenía dónde quedarme. Por suerte encontré una hostal y le quedaba una cama disponible. En la habitación habían 5 chicas, yo sería la sexta; todas, cada una de las seis, éramos de diferentes nacionalidades y todas viajando solas. Esa situación se da más de lo que piensas.

Y también te conviertes en una inspiración. Mucha gente que he conocido en el camino me pregunta que cómo lo hago, que qué bueno que estoy sola, que alguna vez en la vida les gustaría hacerlo o “me motivas a hacer un viaje por mi cuenta”.

“Viaja sola, porque vas a descubrir que los miedos que creías tener no son tales, sino que otros”.

Estaba en Tikal, Guatemala, cuando admiraba el paisaje y una pareja de guatemaltecos me pidió que les sacara una foto. Nos pusimos a conversar y les comenté que andaba viajando sola y que al día siguiente me iba a Belice. Al final de nuestra conversación él me dijo: “es algo que le vamos a contar a nuestros hijos, que nos encontramos con una chilena viajando sola y que es muy feliz”.

¿Aún sientes un poco de temor o no te convences de hacer un viaje en solitario? Atrévete o escríbeme y pregúntame lo que quieras. Tengo muchas historias, muchas recomendaciones y muchas ganas de aventurarme a un nuevo viaje sola, de nuevo.

Viaja sola, porque nunca vas a estar sola.

Viajar-sola