Con el hashtag #EnoDestinoCuricó, la Ruta del Vino Valles de Curicó busca potenciar el destino a través de las sensaciones y experiencias vitivinícolas. ¿De qué manera? Aquí nos cuentan.

|Te puede interesar: Vinolia: experiencia viñatera en plena ciudad

Los Valles de Curicó son conocidos por la excelente calidad del vino que producen y aunque tanto nacionales como turistas lo saben, la oferta vitivinícola es tan grande que aún hay experiencias por disfrutar.

Por lo mismo es que la Ruta del Vino Valles de Curicó, ha puesto en marcha una campaña digital de promoción enoturística. Con el hashtag #EnoDestinoCuricó se busca que todos compartan sus emociones y experiencias en las distintas actividades asociadas a la producción del vino de este valle.

La idea de promoción cuenta con el apoyo de SERCOTEC de Maule, a través del Proyecto JUNTOS “Servicios Enoturísticos del Valle de Curicó”, y reúne a importantes empresas dek sector, como Hotel Boutique Raíces, Restaurante Miguel Torres, Agrícola Santa Rosa y a la Ruta del Vino Valles de Curicó.

En un comunicado, Alejandra Inda F., gerente de la Ruta del Vino Valles de Curicó, comenta que “la invitación es que todos puedan descubrir y compartir mediante #EnoDestinoCuricó las alternativas que ofrece la ciudad en torno a sus atractivos”. Y es que desde la Ruta del Vino Valles de Curicó se harán distintas iniciativas a nivel online y presencial, como presentaciones en hoteles, ferias, la realización de Fam Tour, eventos deportivos, sociales y culturales asociados al vino.

El objetivo principal de esta campaña es, además de posicionar al Valle de Curicó como un destino de diversidad de cepas y estilos, destacar la gastronomía y a los habitantes, pieza fundamental en el patrimonio y herencia cultural de la ciudad.

 

LA OFERTA TURÍSTICA

Para disfrutar de las bondades vitivinícolas de esta ciudad, se recomienda alojarse un par de días mínimo. Pero para quienes no les gusta planear un viaje y prefieren disfrutar de los tours, la Ruta del Vino potenciará tours de 3 días y dos noches. Uno de ellos es “Armonía y naturaleza”, que conecta al turista con el sector de Los Queñes. “Trekking y relajo” es otro de los tours que mezcla las caminatas con una relajante visita al spa en los sectores de Palmilla y Majadilla. Y un último tour es “Encanto” que ofrece vino y magia en el pueblo de Vichuquén.