Viña Cousiño Macul: historia en el corazón de Santiago

Ubicada en el área urbana de Santiago, viña Cousiño Macul ofrece tours y actividades a todo aquel que quiera conocer una parte importante de la historia del vino en Chile.

Su historia data de mediados del siglo XIX y la plantación de sus terrenos es más antigua aún, llegando al siglo XVI. Viña Cousiño Macul es una viña de tradición familiar, cuya administración va en la séptima generación de los Cousiño.

Ubicada muy cerca de una estación de metro en la comuna de Peñalolén, Cousiño Macul se ha ido enfrentando al avance de la urbanización, pero no ha perdido la calidad de sus producciones.

Con una bodega-museo patrimonio nacional y con terrenos que producen uno de los vinos más reconocidos del país, aquí te cuento por qué visitar la viña Cousiño Macul y cuáles son sus opciones.

Tours

La viña ofrece 6 tours de 3 estilos diferentes. Aquí te cuento en resumidas palabras cuáles son, para que tengas una idea del presupuesto y de lo que contienen.

¿Los idiomas disponibles? Todos en español e inglés y algunos también en portugués.

Para asistir a algunos de ellos, la idea es reservarlos con más de 24 horas de anticipación.

Tour en bicicleta

La posibilidad de tomar una bicicleta, recorrer las hectáreas de Cousiño Macul, tanto los viñedos como el jardín familiar; degustar una serie de vinos premium mientras se marida con una tabla de quesos y frutos secos. ¿Suena bien? La viña ofrece el “Tour Parque ‘Jardín de Macul'”, con una duración de tres horas y solo disponible de lunes a viernes a las 11:30 horas.

Una actividad permitida solo para mayores de 15 años y con un valor de $65.000 (de 15 a 17 años pagan la mitad, porque no consumen alcohol).

Tours guiados

Si tu presupuesto es más limitado, no te preocupes porque aquí te cuento más opciones.

Existe el Tour Regular a $15.000 y de una hora y 10 minutos de duración, y el Tour Premium a $25.000 y de una hora y 30 minutos de duración. Ambos incluyen un recorrido guiado por los viñedos, las bodegas subterráneas y el museo. La diferencia radica en los vinos a degustar. Mientras que en el tour regular pruebas tres, en el premium lo haces con seis, además de un maridaje con tabla de quesos y frutos secos.

En ambos te llevas la copa de regalo, pero con el premium te incluyen una sorpresa más. ¡Tú eliges!

Se realizan de lunes a sábado en distintos horarios. Los días de semana tienes cuatro opciones desde las 11 hasta las 16:30 horas, mientras que el sábado puedes hacerlo a las 10:15 y a las 11:30 horas.

¿Quieres algo más privado? Comunícate con la viña porque la opción “Tours Privados” sí existe.

Degustaciones

Y si no quieres hacer ningún tour pero quieres tener la posibilidad de degustar vinos de la viña, algunos de los que no se encuentran en el mercado chileno; Cousiño Macul te ofrece dos alternativas de 4 copas cada una:

  1. Degustación de Antiguas Reservas a $12.000.
  2. Degustación Premium a $15.000.
Degustación final del Tour Premium

Viña Cousiño Macul

Fue fundada en 1856 convirtiéndose en la segunda viña más antigua de Chile. Es la única del siglo XIX que sigue a manos de la familia fundadora, sí, los Cousiño; quienes ya van en su séptima generación al mando.

Aunque su historia de plantaciones comienza a mediados de los 1500’s, es en 1856 cuando se adquiere la Hacienda de Macul con mil hectáreas, de las cuales 56 estaban ya plantadas.

A lo largo de los años la viña ha sufrido cambios, como la venta de sus terrenos y el traslado de gran parte de ellos a la zona sur de la Región Metropolitana (específicamente Buin), pero en Peñalolén siguen desarrollándose los vinos más premium de Cousiño Macul.

Con una bodega y cava subterránea que data de 1870 y 1872, respectivamente; Cousiño Macul muestra una arquitectura antigua pero segura, pensada para los terremotos que azotan al país y para mantener una eterna temperatura adecuada para su producción.

Cousiño Macul cuenta la historia de Chile a través de sus vinos, esa historia vitivinícola y empresarial que se desarrolló en el país. Algunas de las cuales se pueden reflejar con el solo ver la antigua bodega que guarda vinos desde 1927.

Por qué visitarla

Aquí te cuento algunas razones de por qué visitar la viña Cousiño Macul:

  • Se ubica en el área urbana de Santiago, por lo que es muy fácil llegar en transporte público.
  • Tienen una gran variedad de tours, los que se acomodan al presupuesto de cualquiera.
  • Sus más de 150 años de historia aún se ven reflejados en sus antiguas bodegas. Hacer uno de los tours allí, es transportarse a antiguas épocas y costumbres.
  • Excelente oportunidad para comprar algunos de sus vinos a precio rebajado. Y también para adquirir vinos que solo se venden en el extranjero.
  • Además de los vinos y espumantes, en la viña se pueden adquirir otro tipo de productos relacionados, como saca corchos, decantadores, termómetros y cremas realizadas en base a vinos de Cousiño Macul.

Cómo llegar

Lo mejor de poder visitar Cousiño Macul, es que para todo turista que no ande en auto, la posibilidad de llegar en transporte público es muy fácil.

En auto:
La dirección está en el siguiente título: “Coordenadas”. Es muy fácil llegar, por Américo Vespucio llegas hasta la rotonda Quilín y subes por Avenida Quilín hasta la altura 7100. Allí la entrada es grande y un guardia te preguntará a dónde vas, le das tus datos y te dará la indicación para que llegues al estacionamiento.

En transporte público:
Tomas la línea 4 del metro hasta Estación Quilín.
Una vez allí, sales a la superficie y caminas un poco por Avenida Quilín con dirección a la cordillera (hacia el este) y en la esquina con la calle Mar Tirreno, tomar la micro D17, la cual te dejará frente a la entrada de la viña.

Coordenadas

Dirección: Av. Quilín 7100 Peñalolén, Santiago. Chile

Teléfono: (56) 2 2351 4100

Más información en: http://www.cousinowinetour.cl/esp.php

Post Author: Cami Figueroa Hidalgo

Viñamarina y periodista de vocación y profesión. Decidí dejar el fin del mundo para conocer los lugares que nos muestran los libros y desde ahí colecciono historias en mi mente y en mi cámara. Hoy mis padres me preguntan cuándo vuelvo, no cuándo me voy. Por cada viaje hago una bitácora para que mis nietos o más lejanos descendientes la lean y algunas de esas historias viajeras las comparto en el blog, donde también entrego datos útiles que recolecta en las visitas que hago a diferentes ciudades, siempre andando Tras las Huellas del Mundo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *