Qué hacer en Paracas

Ubicada en la provincia de Pisco, a poco más de tres horas al sur de Lima; Paracas es un destino que sorprende, por la cantidad de cosas que se puede hacer en ella. No te la pierdas en tu viaje a Perú.

Aunque sea por el día o una noche -o más-, aquí verás por qué vale la pena conocer este lugar.

De partida, te cuento que si no sabes qué hacer, en Paracas verás muchas agencias, casi una al lado de otras; y en algunos casos, prestan exactamente el mismo servicio. Esto en cuanto a, por ejemplo, dos agencias pueden trabajar con uno de los dueños de las lanchas y, por lo tanto, cobran el mismo precio para ir a las Islas Ballestas.

Los precios no varían mucho entre una y otra, pero sí te recomiendo que hagas todas las consultas pertinentes, en cuanto a seguridad, cantidad de personas en el bote (en el caso de las Islas Ballestas), tiempo de recorrido, seguro de viaje, botiquín, etc. Que no te de vergüenza pedir los documentos de registro oficial del touroperador, más vale prevenir que lamentar.

Ubicación

Es un destino que queda a solo 250 km. al sur de Lima y que muchos turistas pasan por alto. ¿Por qué? Porque prefieren irse directamente a Nazca e Ica, y no sorprenderse con Paracas.

Imperdibles

El pueblo

Como tal, Paracas pueblo es pequeño y la oferta radica principalmente en la venta de tours, variados tipos de hospedajes y artesanía. Hay un pequeño supermercado y muchos almacenes (o tiendas) donde se puede encontrar todo lo necesario en alimentos.

Pero el pueblo es más que eso, porque caminar por la orilla del puerto y ver la artesanía de la zona, mientras la brisa marina se asoma poco a poco; es un buen panorama para hacer en una tarde. Allí encuentras el souvenir ideal de regalo, pero también locales de comida casera que ofrecen menús a buen precio (15 soles).

El pueblo es caminable. Muy caminable. Mi recomendación es esperar el atardecer mientras los barcos y botes están detenidos en el mar.

Reserva Nacional de Paracas

El septiembre de 1975, el Estado peruano decide proteger una zona de Paracas, dada su gran importancia natural y arqueológica. Y no es para menos. Esta conservación permite que se lleven a cabo ciclos biológicos de las diversas especies que allí habitan, entre las que se encuentran 216 tipos de aves, 36 mamíferos, 168 peces, 10 tipos de reptiles e incontables números de invertebrados.

En las agencias de viajes que encuentras en Paracas, verán una oferta de tours a este lugar. Preguntar lo que incluyen, ya que estos son los los puntos básicos que toda visita debe tener, ya que son los establecidos por la Reserva:

  • Mirador La Catedral.
  • Centro de Interpretación (museo).
  • Mirador Istmo de la península.
  • Parada en mirador Playa Roja.
  • Mirador Playa Supay.

El costo aproximado de los tours a la Reserva es de 20 a 30 soles. No incluyen almuerzo ni el ticket de entrada a la Reserva.

El acceso a las playas

Dentro de la reserva, hay muchas playas en las que se puede tomar un descanso. Eso sí, no todas están abiertas a los visitantes, ya que algunas de ellas están protegidas por la reserva.

Si vas a visitar algunas de ellas, recuerda ser un turista responsable: llévate tu propia basura, no contamines y no lleves mascotas. También está prohibido el consumo de alcohol. ¡A pasar un rato agradable!

Si no estás en auto propio, desde Paracas es posible llegar a algunas de ellas en servicio de colectivo que cuesta entre 10 a 15 soles por persona (solo ida). Una vez que el vehículo complete 4 personas, emprende su viaje. Preguntar antes por la hora de retorno hasta la que se pueden encontrar colectivos.

Otras también se pueden observar en los tours a la Reserva, ya que algunos servicios turísticos incluyen paradas en los miradores.

Playas

Playa La Mina:
No es posible acampar en ellas en época de verano, dada la gran afluencia que recibe.
Se ubica a 12 km. del control Santo Domingo, entrada a la Reserva.
Es la más visitadas por turistas y lugareños, gracias a su poco oleaje, que la hacen perfecta para nadar.

Playa El Raspón:
Ubicada a un costado de playa La Mina, se puede llegar a ella incluso nadando de la una a la otra.
No se permite el camping en ella en época de verano.
Tiene algunas cuevas donde es posible sacarse fotos.

Playa Lagunillas:
Se ubica a 10 km. del control Santo Domingo, entrada a la Reserva.
En ella se puede encontrar un restaurant y también es posible acampar.

Playa Atenas:
Si bien tiene algunas piedrecitas, ir a ella es ideal para tener descanso sin tener gente alrededor.
Se puede observar a los pescadores y a los recolectores de conchas de abanico.

Playa Yumaque:
Se ubica a 10 km. del control Santo Domingo, entrada a la Reserva.
Si estás de suerte, en ella podrás ver delfines.
Se puede acampar en ella.

Playa Roja:
Aquí está prohibido bañarse, pero no está prohibido sacar fotos y disfrutar de su bello color rojizo.
Normalmente los tours a la Reserva incluyen una parada en ella.

Playa Karwas:
Dada su cercanía a Ica, más que a Paracas, se vuelve la playa más visitada de la zona sur de la Reserva.
Su color es de un profundo azul que a veces confunde con el cielo.

Playa Mendieta:
Llegar a ella es posible solo con auto propio, porque su lejanía hace que los colectivos desde Paracas no lleguen y un taxi resultará caro.
Pero es recomendable si quieres acampar y disfrutar de aguas tranquilas.
Se ubica a 22 km. del control Santo Domingo, entrada a la Reserva.

Playa Supay:
Tiene un bello mirador donde se observan sus acantilados.
No es recomendable bañarse en ella por su fuerte oleaje, pero si admirar el paisaje.

Islas Ballestas

Como comenté anteriormente, en el pueblo hay diversas agencias turísticas que ofrecen tours por las Islas Ballestas. El embarque a la lancha se realiza en el puerto de Paracas, pero las agencias son las encargadas de realizar y organizar estas salidas.

Su valor aproximado es de 35-40 soles, pero algunas hacen un descuento si son más personas, si contratas más de un tour, u otras alternativas posibles. Pero ¡OJO! tienes que tener 16 soles extras (8 para los niños), ya que se paga un impuesto turístico del ambiente.

El paseo dura dos horas aproximadamente. El primer tour se realiza a las 8 am. y otro a las 10 am. En enero, febrero y marzo, se habilita una tercera opción a las 12 horas. Consejo: intenta sentarte en el lado izquierdo de la lancha, para que tengas una mejor panorámica de los lugares que se recorren.

Esto es lo que encuentras en él:

El Candelabro

Es la primera parada de la barca y se hace unos 20 minutos iniciado el trayecto.

Esta figura es un geoglifo de unos 2.500 años y con 180 metros de largo y 50 de ancho. Según investigaciones, se dice que pertenece a la cultura Nazca y se ha mantenido intacto desde su creación, gracias a las condiciones climáticas de la zona. Una mezcla entre la dirección en la que está realizada la figura, sumado al agua del mar, al viento y a las nulas lluvias que hay; han hecho que El Candelabro no haga más que mantenerse a lo largo de los años.

Al día de hoy no hay una teoría exacta sobre cuál era la razón de su realización. Muchas son las hipótesis que se manejan, entre las que se encuentra la idea de un tesoro pirata, una señal interpretativa para los antiguos navegantes peruanos, una asociación con la Cruz del Navegante; e incluso la posibilidad de extraterrestres. Quién sabe.

Formaciones rocosas y especies marinas

Luego de ver el Candelabro, se continúa el trayecto para luego relentizar el bote y admirar las diferentes formaciones rocosas que el mar ha moldeado. Grandes rocas de mucha altura, en las cuales algunas de ellas se han formado arcos, lo que produce una perspectiva muy linda del paisaje.

Son muchas las aves y especies marinas que se ven en este recorrido. Sobretodo cuando se está en las formaciones rocosas. Lo que puedes encontrar son: lobos marinos, delfines (si estás de suerte, yo lo estuve), zarcillos, pelícanos, leones marinos, guayas, piqueros y los pingüinos de Humboldt.

Antiguo depósito de guano

¿Sabían que el guano fue por mucho tiempo el principal motor económico de la costa sur de Perú? Incluso, según informaciones, se dice que en un momento, su recolección llegó a ser la principal economía del país. Así es. El guano, no es más que la acumulación masiva de excremento de algunas de las aves marinas que habitan en las Islas Ballestas.

Durante las últimas décadas del siglo XIX, se vivió el boom del guano, a tal punto que se permitió la llegada masiva de ciudadanos chinos para que trabajaran en la labor de recolección. E incluso sus grandes beneficios económicos, fueron uno de los motivos de pelea entre Perú y Chile.

Pero toda esta importante historia se puede escuchar arriba del bote turístico. Mientras se observan las especies marinas, se ve un antiguo depósito, que da cuenta de lo realmente importante que era la recolección de guano como actividad económica del Perú.

Hoy se limpia cada 6 meses y su valor, como fertilizante, se ha ido perdiendo.

Clima

No es frecuente la lluvia en Paracas. Es más, es difícil que llueva. Se presume de ser un lugar donde el buen clima puede estar presente gran parte del año, con temperaturas que van desde los 20ºC a los 27ºC en verano. En invierno se da un clima fresco con una mínima de 13ºC y una máxima de 20ºC.
Como es costa, es recomendable usar algo de abrigo tanto para los días nublados como para la noche, ya que el viento y la brisa marina se notan bastante.

Cómo llegar

En autobus:
desde Lima las empresas Cruz del Sur y Oltursa, dejan directamente en el terminal de buses de Paracas.

En auto:
desde Lima es muy fácil. Solo debes tomar la Panamericana Sur por aproximadamente 250 kilómetros. Luego gira a la derecha y toma vía Reserva Paracas hacia Avenida Los Libertadores.

¡Espero que te sirva este post! Y si quieres saber algo más, puedes dejar un comentario, enviarme un mail a traslashuellasdelmundo@gmail.com o escribirme en la página de CONTACTO. ¡Te espero!

Post Author: Cami Figueroa Hidalgo

Viñamarina y periodista de vocación y profesión. Decidí dejar el fin del mundo para conocer los lugares que nos muestran los libros y desde ahí colecciono historias en mi mente y en mi cámara. Hoy mis padres me preguntan cuándo vuelvo, no cuándo me voy. Por cada viaje hago una bitácora para que mis nietos o más lejanos descendientes la lean y algunas de esas historias viajeras las comparto en el blog, donde también entrego datos útiles que recolecta en las visitas que hago a diferentes ciudades, siempre andando Tras las Huellas del Mundo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *